14 julio, 2020

La ONDi: 40 años impulsando el diseño

Gisela Herrero, jefa de la Oficina Nacional de Diseño (ONDi), aseguró  ayer que a 40 años de la fundación de esa institución muchos son los retos en Cuba para seguir impulsando el desarrollo del diseño desde la creación.

Durante su comparecencia en el programa radiotelevisivo de la Mesa Redonda, Herrero dijo que la oficina nació el 9 de julio de 1980 desde la pre claridad del líder histórico de la Revolución Cubana Fidel Castro, quien entendió muy temprano que el diseño era una herramienta insoslayable para el desarrollo en el camino que la nación tenía por delante.

No era fácil entender en un país subdesarrollado y bloqueado que el diseño podía convertirse en una herramienta para dinamizar la economía, pero se fue demostrando poco a poco que esa actividad atraviesa todos los sectores económicos y no debía quedar al margen, expresó.

Agregó que desde sus funciones estatales, la ONDi ha contribuido al desarrollo y promoción del diseño, además de dar a conocer el importante trabajo que realizan los dos mil 640 profesionales de esa rama, que están brindando sus servicios y conocimientos para bien de la sociedad, precisó.

A su vez destacó la labor de los diseñadores cubanos a través de los años, y al respecto mencionó todo lo que se gestó en la Batalla de Ideas; mientras alabó la existencia de mucho talento y compromiso en esas mujeres y hombres que trabajan con gran dedicación, acotó.

Igualmente se refirió a que siguen mirando más a lo que tienen que hacer, para lograr un alcance mayor en el mundo de la visualidad, por ejemplo con la marca país que se puede ver recientemente en los nasobucos y en las batas de los profesionales de la salud, entre otras indumentarias, afirmó.

Asimismo, la jefa de la ONDi resaltó que el diseño se hace junto a la comunión de muchos saberes, con investigación, estadísticas, historia y varios factores para que el trabajo sea exitoso.

Nosotros queremos que el diseño penetre hacia la vida del país para que ocupe un lugar importante en su desarrollo, aseveró.

Y añadió: tenemos el sistema social más fértil para que haya un buen diseño, pero la capacidad para generarlo necesita que exista más voluntad en aras de cumplir el objetivo de dirigir y organizar esa actividad en la nación, explicó.

Aseguró, además, que tenemos en la isla gente preparada, con compromiso y con ganas de comerse al mundo mediante el trabajo, no nos detendremos en ese empeño, enfatizó Herrero.

También este lunes en la Mesa Redonda habló Carmen Gómez, directora de Registro y Desarrollo Profesional de la ONDi, quien señaló que en la evaluación del diseño hay dos herramientas fundamentales, una de ellas el sistema nacional de la evaluación de la calidad del diseño.

Sobre ese sistema, Gómez dijo que el mismo se nutre de indicadores que permiten detectar los puntos débiles de los productos que no llegan con efectividad y competitividad a los mercados, y con ello aprovechar para perfeccionarlos y mejorarlos, subrayó.

Agregó que la segunda herramienta se vincula con el Registro Nacional de Diseñadores, fundado en el 2013, y que agrupa a las dos mil 640 personas autorizadas en la actualidad a ejercer esa importante labor.

En otro momento de su intervención, la máster en Ciencias destacó la importancia del sistema de control de la calidad y la relación que debe haber entre lo diseñado con el usuario.

También se refirió a que hay varias experiencias positivas como el tema de desarrollo local, en aras de optimizar los procesos productivos y diversificar muchos de esos productos con las habilidades que puedan tener los diseñadores, lo que a su vez sería beneficioso para la economía de esas regiones, puntualizó.

Cambiar la matriz de exportación -dijo- es otra de las buenas experiencias y lo hemos hecho por ejemplo con la miel, con un trabajo integral para hace ese productor más llamativo al mercado externo, precisó Gómez.

A su vez ponderó la existencia de una línea de investigación para que los estudiantes se acerquen a la realidad social, llamada el auto diseño, que busca trabajar en los entornos físicos con el fin de que sean más inclusivos para las personas mayores y así garantizarles mayor calidad de vida, acotó.

Otro que habló este lunes en el espacio informativo, Luis Ramírez, vicepresidente de la Fundación Caguayo, resaltó la importancia que le da al diseño el presidente de esa institución, Alberto Lezcay, de quien dijo siempre ha reconocido la importancia de esa actividad.

Desde los primeros momentos Lezcay se preocupa porque la Fundación Caguayo introduzca dentro de sus producciones el diseño y el Taller de Cerámica de la institución es una viva muestra de ello, expresó Ramírez.

Asimismo mencionó que han sido el puente de alianza entre varias instituciones y aunque tienen ambiciones mayores, cada día dan pasos de avance y existe un mayor reconocimiento al trabajo realizado, afirmó.

Al respecto, dijo que recientemente en conjunto con la ONDi, el Conjunto de las Artes Plásticas y el Ministerio de Cultura Cuba estuvo representada en un evento internacional de diseño en México, por alrededor de 50 diseñadores.

En esa semana de diseño de México participamos en varias actividades, pero la que considero más importante fue una gran exposición en el Museo de Arte Moderno de esa nación, donde había toda una retrospectiva del diseño cubano, desde el mueble, la gráfica y la cerámica, lo que tuvo mucha aceptación y fuimos felicitados, destacó.

De ahí que puedo decir que eso es un reflejo de bien que se ha venido trabajando, como una manera de demostrar que el diseño no solo es la parte técnica, sino que forma parte de nuestra cultura e identidad nacional, afirmó.

Ramírez se refirió en otro momento al Concurso Ideas en Formas, que vence el 27 de julio y cuatro días después serán entregados los premios.

Significó que está organizado por la Fundación Caguayo y el Museo Nacional de la Cerámica Contemporánea Cubana, y tiene como objetivo hacer un diseño de producto cerámico que sea a la vez utilitario, aprovechando las materias primas y las capacidades productivas, e incorporar un producto a las casas, señaló.

Por último, dijo que el producto ganador y algunas de las menciones que se escojan van a ser producidos de manera seriada en los talleres de la Fundación Caguayo, concluyó.

Randy Alonso con directivos de la ONDi. Mesa Redonda/Foto: Roberto Garaicoa

Gisela Herrero, Jefa de la Oficina Nacional de Diseño. Mesa Redonda /Foto: Roberto Garaicoa.

Carmen Gómez . Directora Registro y Desarrollo Profesional de la ONDi. Mesa Redonda/Foto: Roberto Garaicoa

Luis Ramírez, Vicepresidente de la Fundación Caguayo. Mesa Redonda/Foto: Roberto Garaicoa.

Conjunto Trópico del diseñador Luis Ramírez. Mesa Redonda/Foto: Roberto Garaicoa.

Tomado de Mesa Redonda