Período 1980-1985

Con la creación de la Oficina Nacional de Diseño Industrial (ONDI) en julio de 1980, por acuerdo del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, se produjo un importante paso en la institucionalización de un programa estatal para el desarrollo y la promoción del Diseño en Cuba.

El 9 de julio de 1980 el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, presidido por el líder de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz, aprobó la creación de la Oficina Nacional de Diseño Industrial con la misión fundamental de organizar y dirigir en el país la actividad de Diseño. Se coronaban así los esfuerzos que, desde los inicios de nuestro proceso revolucionario, habían desarrollado un grupo de profesionales e intelectuales que apreciaban la necesidad de lograr una forma de organización institucional para el diseño que acompañara el desarrollo general de la economía del país.

Período 1985-1990

En este periodo, la ONDi reconoce a empresas, diseñadores, evaluadores del diseño, prensa y personalidades destacadas en el Campo del Diseño. Se descentraliza la actividad de Evaluación, quedando a cargo de los propios Organismos productores, así como inicia el proceso de recalificación de los profesionales del Diseño. Igualmente, se pone en práctica el Sistema de Desarrollo del Diseño, instituye el Premio Anual de Diseño y organizan, por primera vez, los Encuentros de Diseño de La Habana, frecuencia bienal.

Cuando comenzaban a concretarse los primeros resultados de este esfuerzo sobrevino la crisis económica de los 90 conocida como Período Especial, el Diseño pudo aprovechar las oportunidades que surgieron, impulsadas por los acontecimientos económicos y su reflejo en la industria y los servicios, los que motivaron corrimientos en las áreas de actuación tradicionales, así como desarrollos asimétricos en diferentes sectores de la economía a los que el Diseño fue dando respuesta progresiva y flexible.

Período 1991-1995

En estos años difíciles del Período Especial, el Diseño apuesta por su supervivencia. Con la contracción productiva de la Industria se ve afectada la función de Evaluación que hasta el momento había sido el centro de la Oficina junto a la misión de Formación. No obstante, se mantiene existencia y cohesión de la ONDI propiciando el desarrollo de otras áreas y direcciones de trabajo.

Con un crédito adquirido a través del PNUD en el 1990, el sistema ONDI se oxigena ostensiblemente en términos de equipamiento. La ONDI recibe computadoras y un estudio de televisión y video que, junto a la creación de la Unidad de Desarrollo del Diseño (UDD) en 1992 y la incorporación de los primeros egresados del ISDI a cargos de Dirección de la Oficina, favorecen la introducción de nuevos conceptos y métodos más actualizados de organización del trabajo del Diseño en diferentes Unidades del Sistema.

Período 1996-2000

El diseño adquiere nuevas orientaciones y perfiles, consolidándose como profesión. La ONDi se mantiene como rectora del Diseño dentro del proceso de reestructuración del Aparato Central del Estado Cubano y se reubica -desde el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros- al Ministerio de Economía y Planificación.

De ese modo, la ONDi asumió nuevas funciones y atribuciones entre las que destacan, promover el desarrollo del sistema de diseño del país, ejerciendo la función de registro, control e inspección de la misma. Organizar y dirigir metodológicamente la actividad del diseño con la participación de las entidades del estado correspondientes. Participar en la evaluación de las inversiones nacionales y extranjeras en las que el Diseño desempeña un papel relevante, emitiendo su opinión sobre la adquisición de tecnología y producción de bienes que requieren diseño y sobre la importación y/o exportación de productos que se determinen.

Período 2001-2005

En esta etapa, se evidencia un aumento de la función Estatal de la Oficina. Se accede a los Organismos Centrales del Estado (OACE) a través de los Controles Gubernamentales y se consolidan los Eventos Internacionales. La ONDI se integra al Premio “Excelencia Empresarial” que otorga el Gobierno de La Habana, se instituye el Sistema de Premios Estatales y asume la elaboración del Sistema Nacional de Evaluación del Diseño.

En ese sentido, se consolida la presencia de la ONDI en las Ferias y proyectos. Se vive un buen momento para el Diseño cubano; haciéndose necesario respaldar con diseño las fortalezas de la Revolución cubana, especialmente en las áreas de la Industria del Software, Salud, Educación, Seguridad Social, Turismo, Medio Ambiente, Ciencia y Tecnología.

Período 2006-2010

Período 2011-2014