18 junio, 2019

Arte y creatividad en capítulo camagüeyano de la Bienal de Diseño de La Habana

Eventos teóricos, talleres de creación, y exposiciones de artes plásticas y de objetos decorativos, fueron algunas de las iniciativas mediante las cuales se desarrolló desde el miércoles último y hasta el domingo 16, en la ciudad de Camagüey, la II Bienal de Diseño de La Habana 2019.

A esas acciones se sumaron desfiles de modas y concursos de exhibiciones en las vidrieras de las áreas comerciales del centro de la urbe, que le otorgaron a los referidos espacios un inusual movimiento creativo para la sorpresa de camagüeyanos y visitantes.


Las filiales lugareñas del Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC), de la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales (ACCS), y de la Asociación Cubana de Artesanos Artistas (ACAA) son algunas de las entidades vinculadas al proceso de la cita, la cual se desarrolló bajo el principio de perfeccionar la estética de los espacios públicos.

Quien transitó por las calles principales del centro histórico de la ciudad pudo observar notorios cambios en las vidrieras de los establecimientos comerciales, en la gran red de tienda de las calles peatonales República con cerca de un kilómetro de extensión, y Maceo.

Artistas de la demarcación se sumaron a la decoración de esos exhibidores, con el objetivo de rescatar esa tradición, la cual en épocas pasadas hicieron famosos a esos espacios por la originalidad y buen gusto.

Bienal de Diseño en Camagüey

Según rememoró a la ACN la octogenaria Mercedes Lagos, esas áreas en sus años de juventud eran espacios que sin necesidad de entrar, llamaban la atención por la forma en que eran adornados. La mercancí­a se vendía sola, nada más de verla te daban deseos de comprarla, comentó, pues entre la iluminación y la forma en que la exhibí­an te comenzaba a picar el bolsillo, era común ir a pasear por el comercio de noche a mirar las vidrieras, dijo entre sonrisas quien viaja en el tiempo a través de la memoria.

Esas acciones son parte del concurso Reflejos: Un paseo por las calles del Comercio, mediante las cuales se ha retomado el valor de esa tradición a través del diseño.

En la última jornada de la bienal también se entregaron los premios Honoríficos de Diseño, y se presentó la convocatoria para la tercera edición de la cita, en la cual otra vez Camagüey será subsede.

Dedicada al 500 Aniversario de La Habana, la bienal mostró la presencia y beneficios del diseño, y la labor de aquellos profesionales e instituciones con un trabajo sostenido que sirven de ejemplo por su calidad, creatividad e innovación.

 

Con información de ACN